Blogia
laidakosurftxokoa

GURE BIZITZAKO URTERIK ONENAK

GURE BIZITZAKO URTERIK ONENAK

Esta mañana al salir del agua me he encontrado con un viejo y querido amigo, ya no habitual en mi vida. Alguien que nos ha visto ha comentado que parecía una foto de hace treinta años. La foto que acompaña este texto tiene más de treinta. Podéis ver tres adolescentes posando antes de entrar a surfear en Laga. El de la derecha soy yo. Delgado como un alambre y con un traje prestado por un amigo de entonces con el que hace mucho tiempo que no tengo trato. Nuestras tablas son inusuales hasta para aquella época: un single, un quad y un twin. Eran los tiempos en que después de cuatro horas en el agua todavía salías con una sensación placentera. El paso del tiempo y las leyes de la vida quedaban lejos, no eran algo que fuera contigo.

¿Cuáles son los mejores años de la vida de una persona?, ¿la infancia, la juventud, la madurez, la recta final? Yo puedo decir que esos no lo fueron. En mi caso vinieron más tarde, mucho más. Pero conozco gente que está todavía colgada de aquello, y en cierta forma les envidio. Los mercaderes de nostalgia tienen un inmenso negocio con nosotros. A veces, muchas veces, buscamos sensaciones sin vivir el presente. Retazos amables de un pasado idealizado. Eran nuestros tiempos. ¿Por qué no regocijarnos en ellos?

Muchos de los que conocimos ya no están. Muchos de los que conocemos ahora, entonces no estaban. Ha habido gente de paso que nos ha marcado y gente íntima que no nos ha dejado huella. Cosas a las que hemos tenido cariño y han desaparecido en la oscuridad de los vertederos. Momentos eternos que no volveremos a vivir y morirán con nosotros.

Dedicado a todos ellos.

Maite zaituztet.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres